Let'sStart
Altcoins
Clasificación de las altcoins

Clasificación de las altcoins

¡No todas las criptomonedas son iguales!

Ya sabes que Bitcoin es la madre de todas las criptos y que todas las que se crearon después de ellas, gracias a su código abierto a todo el mundo, son consideradas alternativas o altcoins, como explicamos en el capítulo anterior.

Esta libertad para que cualquiera con el conocimiento técnico adecuado pueda crear algo como Bitcoin y adaptarlo a sus propias necesidades ha permitido que cualquiera pueda crear su propia criptomoneda.

Por eso hoy vemos criptomonedas que ayudan a crear aplicaciones descentralizadas, otras que representan un activo físico como el petróleo o el oro, algunas que replican el valor de monedas como el dólar y otras que surgen como un chiste porque son un meme.

¡Hay de todo en el ecosistema del criptomundo! Y es probable que te sientas abrumado/a con tanta variedad.

Por eso queremos enseñarte uno de los principales sistemas de clasificación de criptomonedas para que puedas identificar a cuál grupo pertenece cada proyecto que veas y determinar si te interesa o no.

Tipos de altcoins

Todos los proyectos que funcionan como un medio de intercambio directo entre personas y funcionan con blockchain pueden considerarse criptomonedas.

La cripto reina, ya sabemos, es Bitcoin, y las demás son altcoins. En esta última categoría existen más diferencias, porque puede identificarse con otro nombre según sus características. Veamos…

  1. Tokens: se trata de una pieza digital intercambiable y que funciona similar a las fichas de un casino. Es decir, te permiten usarla solo en un determinado ecosistema. Tener tokens es como tener un derecho para hacer ciertas cosas dentro de una comunidad.
  2. Por ejemplo, el club de fútbol Paris Saint German (PSG) tiene su propio fan token, que es vendido o repartido entre sus aficionados para tener acceso a privilegios como descuentos en partidos o indumentarias.

token



  1. Stablecoins: son tokens que representan en el ecosistema cripto a una moneda FIAT (dólares, euros, pesos..) u otro activo. Por esta razón, mantienen siempre el valor del activo que representan.
  2. Unas de las stablecoins más populares son Tether, Dai o USD coin, que están “ancladas” digitalmente al dólar. Es como tener dólares pero en el ecosistema cripto.
  3. Las stablecoins son muy utilizadas actualmente para enviar pagos internacionales o guardar tu dinero en dólares sin necesidad de tener una cuenta bancaria en esta moneda.

stablecoins



  1. Shitcoins: estas son las monedas que literalmente no sirven para nada. Así se suelen identificar a los proyectos criptos que desarrollan algunas personas pero que no tienen valor real para la sociedad porque no solucionan algún problema. Los usuarios de criptomonedas también usan ese término para referirse a las criptos que nunca comprarían o usarían.
  2. Scamcoin: se trata de todas aquellas criptomonedas que fueron desarrolladas solo para estafar a la gente. Se reconocen porque no tienen un equipo profesional detrás de él, no está creada sobre alguna blockchain y tampoco está inscrita en alguna exchanges.

Generalmente vienen acompañadas de un gran despliegue propagandístico y promesas de grandes ganancias en un futuro. Son un grupo importante y abundante en el entorno cripto. Así que debes tener mucho cuidado si llegas a recibir por las redes sociales alguna oferta para invertir en criptos como estas.

Esta es una clasificación básica para agrupar a las criptomonedas que están en el mercado. Sin embargo, recientemente surgió un nuevo término que también ha creado confusión. Se trata de nuevas “monedas digitales” emitidas por bancos centrales.

Las CBDC

Las Monedas Digitales de Banco Centrales o CBDC (por sus sigles en inglés) son dinero emitido por un organismo central pero producido únicamente de forma digital.

Esto significa que en vez de usar monedas o billetes de esa moneda, se intercambiarán entre personas a través de un computador o un celular. Muy similar a lo que te permiten hacer los bancos al transferir dinero de una cuenta a otra.

La principal diferencia es que esta es una representación únicamente virtual de dinero FIAT (dinero emitido por decreto) y, por lo tanto, está regulada por el Estado que la emite. Así que es de aceptación legal en un territorio.

La idea de crear CBDC es resolver problemas como los altos costes de infraestructura que supone la producción, traslado y resguardo de las monedas y billetes.

Sin embargo, estas monedas sólo son una versión digital de lo que ya existe y no puede compararse con una criptomoneda. ¿Por qué? Porque siguen siendo un dinero centralizado.

A diferencia de las criptomonedas, la producción, resguardo, autorización de traspaso y monitoreo de las CBDC son responsabilidades exclusivas del banco central de un país.

Al momento de escribir este artículo existen varios proyectos de CBDC en desarrollo, como el Yuan Digital (China), el EuroChain (Unión Europea), el FEDCoin (Estados Unidos) y el Rublocoin (Rusia).

Uno de los grandes proyectos que ha facilitado la creación de criptomonedas para casi cualquier cosa ha sido Ethereum, la blockchain más popular después de Bitcoin y que representó un avance más complejo que su progenitora.

Ethereum y su criptomoneda Ether democratizaron aún más el acceso al ecosistema cripto y permitieron darles más opciones a los desarrolladores.

¿Quieres conocer más sobre esta criptomoneda? Te invitamos a ver el siguiente artículo.