¿Qué tipos de FCI existen?

Lucas Martinez

4.1.2024

tipos de fci

Existen distintos tipos de fondos comunes de inversión (FCI) donde la gente puede invertir su dinero. Estos se diferencian entre sí de acuerdo a los tipos de activos en los que se invierte, el nivel de riesgo asumido, los objetivos de inversión, etc.

Sin embargo, hay dos grandes categorías donde podemos ubicar a todos según su forma de constitución: abiertos o cerrados. En este artículo veremos en qué consisten ambos tipos de fondo.

¿Qué son los FCI?

Los Fondos Comunes de Inversión (FCI) no son sociedades ni personas jurídicas, se trata de un conjunto de activos que conforman un patrimonio común y está formado por aportes de un grupo de inversores que comparten el mismo objetivo de rentabilidad y de riesgo.

En otras palabras, son fondos que se forman con los aportes que realizan los inversores suscribiendo cuotapartes, estas últimas son la forma de medir la participación de un inversor en un FCI.

Como mencionamos en la introducción, existen distintos tipos de FCI y podemos clasificarlos en abiertos y cerrados. 

Diferencia entre FCI abierto y cerrado

La principal diferencia entre esos tipos de FCI se encuentra en la cantidad de cuotapartes que se puedan emitir

Como la gran mayoría de los FCI que funcionan actualmente en Argentina son abiertos, empecemos por estos. 

¿Qué es un FCI abierto?

Los FCI abiertos son aquellos que no tienen un plazo de vencimiento y pueden aumentar y reducir la cantidad de cuotapartes en función de las suscripciones y los rescates de quienes participen en él.

Esto quiere decir que los inversores pueden comprar o vender sus participaciones en cualquier momento. Además, no tienen un límite de capitalización, por lo tanto, a medida que se incorporan inversores, el fondo crece y puede hacerlo de forma ilimitada.

Estos fondos suelen ofrecer liquidez diaria, lo que significa que los inversores pueden rescatar sus participaciones y recibir efectivo de vuelta con relativa facilidad. 

Esta cierta facilidad para hacer el rescate se debe a que la sociedad gestora del fondo está obligada a comprar o vender las participaciones a valor que se liquidan, que se calcula diariamente.

Por lo general, los rescates en estos FCI se pueden solicitar todos los días hábiles y la acreditación del monto resultante se da en un plazo de 24 a 72 hs. No obstante, pueden existir Fondos con otros modos y plazos de solicitud y liquidación del rescate.

Por el contrario, los fondos comunes de inversión cerrados tienen una cantidad fija de cuotapartes que no se modifica durante la vigencia del fondo, veámoslos a continuación.

¿Qué es un FCI cerrado?

Los fondos comunes de inversión cerrados tienen una cantidad fija máxima de cuotapartes que no se modifica durante la vigencia del Fondo. 

En consecuencia, solo se pueden suscribir cuotapartes al momento de la oferta inicial. Luego de eso y a lo largo de toda la vida del FCI, las personas solo podrán adquirir o vender dichos activos en los mercados de valores.

Entonces, ante la pregunta de cómo saber si un FCI es abierto o cerrado, la clave es saber si se pueden adquirir cuotapartes una vez que el fondo esté activo. Si se pueden sumar inversores de forma ilimitada es abierto, si no se permite esto, es cerrado.  

banner de letsbit

En resumen, un FCI abierto es un fondo de inversión que permite a los inversores entrar o salir del fondo en cualquier momento, proporcionando una mayor flexibilidad en comparación con los fondos cerrados.

Por contra parte, en un FCI cerrado, la cantidad de participaciones suele ser fija, ya que la sociedad gestora emite un número determinado de participaciones durante la oferta inicial. Y si alguien quiere negociar su venta, no podrá pedir un rescate del dinero, sino que deberá hacerlo en el mercado de valores.

Otros artículos
4.11.2022

Bitcoin: ¿qué es y cómo funciona la primera criptomoneda?

leer más
14.11.2023

Crawling peg: ¿qué es y cómo funciona en Argentina?

leer más