Diferencia entre TNA vs TEA: descubrí cómo funciona cada tasa

Lucas Martinez

1.12.2023

Portada TNA vs TEA

TEA y TNA, ¿qué son? Estas letras juntas suelen encontrarse a la hora de realizar inversiones o tomar un préstamo. Se trata de dos conceptos financieros claves que se utilizan para calcular y comparar tasas de interés.

Es importante conocer la diferencia entre TNA y TEA para tener una comparación más precisa de las tasas del interés y, con ellos, un impacto en el costo real de endeudamiento, en caso de un préstamo, o rendimiento, en caso de una inversión de inversiones.

Comprender cómo funciona cada tasa es clave, también, para evitar realizar interpretaciones erróneas a la hora de tomar una decisión financieras. Por eso, veremos en qué consiste cada una y cómo se diferencia.

¿Qué significa TNA? 

Las siglas TNA significan: tasa nominal anual. Se trata de una tasa que refleja el interés que una persona va a cobrar de manera anual por un depósito, sin tener en cuenta los períodos de capitalización.

Es decir, si tomamos de ejemplo una inversión, como un plazo fijo, la TNA muestra cuánto se ganará a un año si no se capitalizan los intereses obtenidos cuando finaliza el plazo. En otras palabras, si no se hace interés compuesto. Veamos más en detalle este concepto

¿Qué es el interés compuesto?

El interés compuesto es un concepto financiero que se refiere al cálculo de intereses sobre el capital inicial y sobre los intereses acumulados previamente en cada período. 

En otras palabras, a medida que los intereses se acumulan, también se calculan intereses sobre esos intereses acumulados. Este proceso tiene un efecto multiplicador que puede llevar a un crecimiento exponencial del valor original

Comprender la utilidad del interés compuesto puede ayudar a entender mejor cómo pueden llegar a evolucionar los ahorros e inversiones en el tiempo y, gracias a eso, realizar una planificación financiera a largo plazo. 

Ahora que ya sabés qué es el interés compuesto y para qué sirve, pasemos a ver el otro concepto que nos interesa en este artículo: la tasa efectiva anual, mejor conocido como TEA. 

¿Qué es significa TEA?

La tasa efectiva anual es una medida estandarizada de la tasa de interés que incluye no solo la tasa nominal anunciada, sino también los efectos de la capitalización de intereses a lo largo del tiempo.

En otras palabras, esta tasa tiene en cuenta el interés compuesto. Esto quiere decir que contempla la reinversión de los intereses generados en los intervalos regulares. 

La TEA, además de servirnos para evaluar el costo total de un préstamo o el rendimiento real de una inversión, resulta de mucha utilidad para realizar una comparación entre distintos productos financieros

Esto se debe a que la TEA permite comparar de manera precisa las tasas de interés entre diferentes productos financieros, incluso cuando tienen diferentes frecuencias de capitalización.

Al comparar las distintas tasas entre sí, las personas pueden tener una idea más certera para saber qué producto elegir en términos de costos o rendimientos.

¿Cuál es la diferencia entre TNA y TEA?

Ya sabemos que es TEA y TNA, ahora solo resta describir cuál es la diferencia entre tasa nominal anual y tasa efectiva anual. 

Si lo pensamos como una inversión, la TNA sería el porcentaje que muestra cuánto se puede ganar en una inversión a un año si no se hace interés compuesto. Es decir, si no se reinvierten los intereses generados sobre el capital inicial en los intervalos regulares.

La TEA, en cambio, tiene en cuenta el interés compuesto. Es decir, que contempla la reinversión de los intereses generados en dichos intervalos.

Para entenderlo mejor, supongamos que tenemos un plazo fijo a 30 días. Si todos los meses se reinvierte el capital inicial, sin los intereses generados, a fin de año se recibirá lo que indica la TNA. 

Ahora, si durante un año se reinvierte el capital inicial, más los intereses generados en cada intervalo, en un año se recibirá el porcentaje que indica la TEA.

Podíamos concluir que, en líneas generales, la diferencia entre TNA y TEA es que la primera no contempla el interés compuesto, mientras que la segunda sí lo hace.

En conclusión, la TNA (Tasa Nominal Anual) y la TEA (Tasa Efectiva Anual) son dos conceptos financieros claves que se utilizan para calcular y comparar tasas de interés en diversos productos financieros, como préstamos o inversiones.

Comprender la diferencia entre TNA y TEA es esencial para tomar decisiones financieras informadas, comparar productos financieros de manera precisa y evitar sorpresas desagradables relacionadas con tasas de interés.

Otros artículos
4.11.2022

Bitcoin: ¿qué es y cómo funciona la primera criptomoneda?

leer más
11.11.2022

Binance no comprará FTX

leer más